El biógrafo de Capablanca saluda las nuevas obras de Juan Sebastián Morgado

Por Miguel Ángel Sánchez Martínez

El escritor cubano Miguel Ángel Sánchez Martínez, autor de un extraordinario trabajo biográfico sobre Capablanca, formuló en su muro de Facebook elogiosos comentarios sobre las recientes obras de Juan Sebastián Morgado los que compartimos con los lectores de ALS, habida cuenta de la calidad del autor de las respectivas crónicas y la del investigador argentino, colaborador habitual de nuestro sitio, quien nos vuelve a maravillar con otras producciones que se suman a su prolífica obra.

Del muro del Facebook del autor de la crónica – 25 de octubre de 2020

“Los que conocemos a Juan Sebastián Morgado sabemos de su extraordinaria capacidad de trabajo pero en “El impresionante torneo de ajedrez de las naciones 1939”, ha sorprendido a todos los que lo han tenido en sus manos.

Este libro publicado muy recientemente en Argentina consta de tres voluminosos tomos que abarcan todos los aspectos de la organización y celebración del Torneo de las Naciones de 1939, una fiesta que ni siquiera consiguió aguar el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

En la obra se ofrece no tan solo los resultados, sino además los principales dramas en los pasillos del torneo y todas las partidas de la fase final de la competencia, ganada por una Alemania que recién había desatado la conflagración con su ataque a Polonia, hecho que Morgado utiliza para ofrecer los principales cintillos noticiosos del hecho, junto los titulares de lo principal ocurrido en la competencia.

Por varias décadas Morgado mantuvo en su oficina de Buenos Aires una instalación de ventas e intercambio de libro del ajedrez. Hasta su piso subió Bobby Fischer para comprar un grupo considerable de obras que el genio norteamericano estimó eran importantes para su avance y conocimiento de la historia y la teoría del juego.

No dudo de que muchos lectores no conozcan que el torneo de ajedrez de las naciones en Buenos Aires, 1939, comenzó justo con la Segunda Guerra Mundial y que varios equipos como los de Francia, Inglaterra o Polonia se negaron a jugar contra los alemanes, por lo que la comisión organizadora decidió que cualquier encuentro de esos países contra Alemania no fuera efectuado y que se dividiera el resultado de manera pareja: 2 a 2.

En la inteligente selección de documentos y noticias que Morgado ofrece a los lectores hay algunas muy desconocidas, tal como el hundimiento del vapor Neptunia, el mismo barco que días antes de ser hundido por los alemanes había llevado a José Raúl Capablanca y a su esposa Olga desde Francia a Buenos Aires.

En este libro se sigue al mismo tiempo el desarrollo militar y político de la conflagración global como el del desarrollo del torneo que consiguió entonces una concurrencia enorme, con la única ausencia destacada del equipo entonces campeón mundial, el de Estados Unidos, a pesar de la enorme distancia desde las costas europeas a las de Argentina. En 1939 el ajedrez comenzó a convertirse en una actividad mundial, no limitada a Europa o Estados Unidos, aunque ya Argentina había dado muestras de su capacidad para atraer a importantes figuras como Lasker, Capablanca y Alekhine que ofrecieron allí exhibiciones.

Morgado no se limita a ofrecer todos los detalles del torneo de las naciones, sino que va mas allá y evidencia con datos, resultados y partidas el impacto de la competencia en el futuro inmediato del ajedrez argentino, con los variados eventos que se realizaron tan pronto como la olimpiada de ajedrez tuvo su final, competencia que tuvieron como protagonistas principales a figuras mundiales del ajedrez como Keres y Najdorf entre los más conspicuos.

Es muy poco conocido también que debido a la incapacidad de operar de la FIDE la asamblea de la asociación escogió a Argentina como sede y a un argentino, Augusto De Muro, como presidente, actos que luego fueron invalidados por la FIDE como ilegales, motivo por el cual De Muro no aparece como presidente de la institución, pese a que la asamblea soberana lo aprobó.

Imposibilitados de regresar a sus países la inmensa mayoría de los participantes provenientes de Europa o del Medio Oriente no tuvieron otra opción que permanecer en Argentina, donde muchos pasaron extraordinarias escaseces y no pocos terminaron en la miseria, algunos de ellos incluso fallecieron como el caso famoso del maestro estonio Ilmar Raud, de 28, a quien la revista Chess (octubre 1941) se refirió como que había muerto de hambre.

En el volumen final Morgado establece por documentos de la época que el ajedrez argentino como institución y los ajedrecistas locales como entes individuales hicieron un gran esfuerzo para conseguir ayuda para esos emigrados del destino. Muchos de ellos como Najdorf, Stahlberg o Czerniak hicieron de Argentina una segunda patria por un tiempo, o para siempre, como Najdorf, lo que convirtió de inmediato a Argentina en una potencia ajedrecística en el continente, muy por encima de cualquier otra, excepto Estados Unidos.

Los tres volúmenes de esta nueva obra de Juan Sebastián Morgado va a quedar como un clásico ejemplar de la historia del ajedrez y no dudo que los principales investigadores del juego los lleven de prisa para sus bibliotecas, conocedores de que una edición así pronto estará en falta.

Para Juan, ese infatigable amante del ajedrez, nuestras felicitaciones por tal titánico esfuerzo y tal monumental resultado.

(Los interesados en conocer la forma de adquirir estos volúmenes pueden dirigirse a Morgado por esta vía: jmorgado@ajedrez-de-estilo.com.ar)”.

El Impresionante Torneo de las Naciones 1939: Desarrollo, euforia y drama  del TN (tomo 2): Morgado, Juan Sebastián: Amazon.com.tr

<p value="<amp-fit-text layout="fixed-height" min-font-size="6" max-font-size="72" height="80"> <strong><a href="https://www.facebook.com/Libros-de-Ajedrez-178190012858147/?__cft__%5b0%5d=AZWL_F0vFyUUdSBE72O622fz2MDonjoxH6eBerbRnSkVlxqYgyBrRIUavJ6TiAMnLXF0WBOQLIE6FqtoL-H-IkojoxVbSPMHjT86QsogyeBoFs9ysGDo9sW4zRGW56JCa3s&__tn__=-UC%2CP-R">Facebook del autor de la crónica</a></strong><a href="https://www.facebook.com/Libros-de-Ajedrez-178190012858147/?__cft__%5b0%5d=AZWL_F0vFyUUdSBE72O622fz2MDonjoxH6eBerbRnSkVlxqYgyBrRIUavJ6TiAMnLXF0WBOQLIE6FqtoL-H-IkojoxVbSPMHjT86QsogyeBoFs9ysGDo9sW4zRGW56JCa3s&__tn__=-UC%2CP-R"><strong&gt; </strong></a>- <strong>15 de diciembre de 2020</strong> Facebook del autor de la crónica 15 de diciembre de 2020

1927 Campeonato mundial de ajedrez

Juan Sebastián Morgado: “Encuentro por el Título Mundial Capablanca-Alekhine 1927”. Tomo I: Argentina hacia las ligas mayores 1925-1927. Tomo II: Argentina hacia las ligas mayores, 1927-1929. Editorial Ajedrez de Estilo, Buenos Aires, 2020.

Juan Morgado, ese incansable historiador argentino, nos presenta dos inmensos volúmenes que van mucho más allá de la épica competencia que enfrentó al cubano José Raúl Capablanca y al ruso francés Alexander Alekhine en Buenos Aires, aquel lejano año de 1927ó hace ya casi un siglo.

Digo inmensos, porque en realidad son dos gigantescos, gargantuescos volúmenes: uno de 599 páginas y el otro, para no quedarse muy corto, de 584. Confieso que el tamaño en formato grande de once pulgada por ocho y medio atemoriza, por no mencionar el peso que sobrepasa las cinco libras en cada uno de ellos.

Juan Morgado explica en su introducción, a la que correctamente denomina “características de esta edición”, que su obra está estructurada como una cronología del match y no como una simple reproducción de las partidas o dramas aislados del encuentro, sino como un elemento, uno de los muchos, del quehacer argentino de esa época. En ese sentido Morgado reafirma su afinidad con uno de los grandes del pensamiento argentino, el escritor Ezequiel Martínez Estrada, a quien Morgado admira y lleva estudiando desde hace muchos años. Estrada, entre sus muy diversas facetas, era un gran amante del ajedrez y escribió sobre el juego.

Por eso no oculta, sino que proclama con orgullo que “los conceptos históricos y culturales que se insertan aquí se fundan en las profundas ideas de Ezequiel Martínez Estrada”. Puestos al descubierto los orígenes históricos y filosóficos de este recuento de tan memorable evento de ajedrez, descubrimos que, o nos parece descubrir, que el ajedrez y los contendientes de la memorable confrontación no son más que pretextos para mostrarnos la Argentina que se movía alrededor de la épica contienda.

He conocido a Juan Morgado por varios años, aunque en realidad nos hemos visto poco personalmente, pues tuve la suerte de visitarlo en su librería de la calle Perú uno de los sitios sagrados del ajedrez en Buenos Aires, una Meca a la que peregrinó hasta el propio Bobby Fischer en la capital argentina.

Conociendo el afán de conocerlo todo y de dar a conocer todo lo que conoce, no es extraño de que Juan Morgado no pida excusas por haber elaborado tales enormes libros de historia pues ya antes, bajo el mismo principio fue capaz de publicar en otros tres enormes volúmenes sobre el Torneo de las Naciones de 1939, celebrado también en la porteña Buenos Aires.

Es como si nos dijera: aquí lo tienen todo, ahora es cuestión de ustedes interesarse o no. Los que no nos interesemos dejaremos de conocer muchas, pero muchas cosas. El libro no podría comenzar de otra manera más apropiada que decirnos en otras palabras, he aquí la Argentina, el país en 1925, con una introducción contundente de ilustres visitantes como Einstein y el Maharajá de Kapurtala, las visitas de Maurice Chevalier y hasta las ventas desorbitantantes de los modelos norteamericanos de automóviles Studebaker, un carro que por otra parte no tuvo semejantes éxitos en otros lugares.

Así de hecho en hecho comienza el lector, como en una novela barroca, a descubrir el hilo principal de la trama: la lenta incorporación de Alexander Alekhine a su historia, la historia de un triunfo que tal vez él no sospechaba y que su rival daba por seguro que no ocurriría.

Así entre tramas políticos de alto nivel, peleítas clásicas de ajedrecistas locales y dramas sociales el lector va avanzando en el argumento, o el pretexto, de esta exposición histórica, que no deja cabos sueltos ni heridos que no son rematados.

Este no es un libro para el lector común del ajedrez ni mucho menos para aquellos más interesados en la teoría contemporánea que en un profundo chapuzón en la historia del juego en Argentina, en la que se quiera o no, el match de 1927 es el guía conductor sin que ese actor se cuenta de su rol primordial.

Seguro, para que no haya confusiones, todo está magistralmente contado por las voces entonces más autorizadas a hacerlo, entre ellos los propios contendientes, Capablanca y Alekhine; alrededor de ellos un enorme coro griego que lamentaba o admiraba en sus líricas y en sus cantos a esos dos grandes personajes del escenario del ajedrez.

Este libro es una gran inmersión en uno de los episodios más trascendentales de la historia del ajedrez. Es una lástima que haya tan pocos Juan Morgado, aunque los hay, los conozco.

El encuentro por el título mundial Capablanca vs Alekhine 1927: Argentina  hacia las ligas mayores 1925 – 1927 tomo 1 (Spanish Edition): Morgado, Juan  Sebastián: 9789874743756: Amazon.com: Books

3 respuestas a “El biógrafo de Capablanca saluda las nuevas obras de Juan Sebastián Morgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s