El Marciano Ajedrecista (Episodio 2 – Continuación)

Por Marcelo Reides

   “Los increíbles mates de Capablanca contra 9  y 10  reyes”

Fue el ruso Yuri Dorogov quien, con el propósito de investigar y conectar los distintos encuentros ajedrecísticos interplanetarios, fundó en 1974  la APEATT (Asociación de protagonistas de encuentros de ajedrez del tercer tipo), de la cual soy adherente.

No es nada sencillo ser miembro oficial de la APEATT, no alcanza con estar un poco loco, e imaginar historias fantasiosas, se requiere haber sido protagonista en alguna de ellas. Ser adherente es más simple y menos peligroso. Simplemente se paga una cuota anual, nada barata por cierto, y se hace un juramento de confidencialidad sobre las historias y partidas del tercer tipo que se van conociendo y que jamás deben ser divulgadas. Algunos adherentes además investigan, pero por más sorprendentes que sean sus descubrimientos, nunca se conocerán.

En estas épocas de cuarentena rompo todos mis juramentos, razón por la cual les comparto esta investigación de Juan que Mate que no es otro que el maestro cubano Juan Querubín Martinez, que firma con ese nick cuando quiere preservar su anonimato. Este fiel e incansable investigador no difundió lo que sigue ni siquiera con la protección de su simpático seudónimo y casi nos priva de la continuación de la leyenda de Capablanca y del marciano ajedrecista y de sus excelsos jaques mates a múltiples reyes.

Luego de que en 1987, Olga Chagodaef, la viuda del genial ajedrecista, subastara la planilla de una partida inédita entre Capablanca y Tartakower disputada  en el Hotel Regina de Paris en 1937, quise saber que decía Olga del encuentro entre su marido y el Marcianito. Me reuní con ella y  me dijo que no creía en esas cosas, pero que recordaba la anécdota de un Chamán -admirador del superlativo cubano- quien en una conferencia que diera Capablanca, en el Club de Comunicaciones de Prado, aprovechó su turno de preguntas para mandarle saludos del Marcianito Ajedrecista y sus diecinueve reyes. No me fue fácil encontrar al brujo que se comunicaba con el marciano, luego de varias búsquedas -una mañana de domingo en el callejón de Hamel-finalmente di con él y me dio detalles increíbles.

Me contó que el Marcianito había quedado deslumbrado con el ajedrez y con su maestro Capablanca. Por eso buscaba la forma de verlo y cada vez que sus visitas al cerro Uritorco  eran coincidentes con las que hacía el campeón a la Argentina se acercaba a saludarlo. En la ciudad de Buenos Aires hubo al menos otros dos encuentros. El primero de ellos fue en la antigua morada del mítico Club Argentino de Ajedrez en la calle Carlos Pellegrini 449. Se encontraron el 15 de septiembre de 1927, justo un día antes que se iniciara el famoso match en el que perdería el título mundial ante Alejandro Alekhine. No pude obtener  la partida completa, ni tampoco los momentos culminantes con las coronaciones de los ocho peones en reyes, pero el Chaman me dio una tarjeta con la posición más importante del juego. Fue trabajoso pasar ese diagrama al sistema de anotación algebraico. El tablero, estaba dibujado de manera artesanal con escaques que no guardaban iguales dimensiones y piezas que apenas se asemejaban entre ellas aunque fueran del mismo tipo. Por si fuera poco, un único color para las sesenta y cuatro casillas y para graficar el contorno de las figuras. Lo único claro, que permitió resolver el enigma de la posición correcta, fue la precisa consigna escrita por debajo del tablero.

Blancas dan mate en 10 a 9 reyes en forma simultánea (Capablanca – Marcianito 1927)

1.Ta1+ Rb3 2.Cxd4+ Rc4 3.b3+ Rc5 4.Dg1+ Rg3 5.Dh1+ Rg5

6.fxg8C+ ( y llega el tercer caballo de Capablanca indispensable para correr al rey de h6 y controlar 3 casillas de escape)

6…Rg7  7.Ac6+ Rd8 8.b7+ Rc7 9.Dh3+ Rf4 10.Cd4–e6 +++++++++

MATE FINAL A 9 REYES CON LA MOVIDA 10.Cd4e6++

El último encuentro, por demás curioso, fue en 1939 en  los preludios de la segunda guerra mundial, cuando Capablanca representando a Cuba se encontraba jugando la Copa Hamilton Russell del Torneo de las Naciones. El Marcianito llegó incorpóreo al teatro Politeama, donde se desarrollaba el torneo. Espero pacientemente que Capablanca derrotara con elegante estilo a Vladas Mikenas, para corporizarse, saludar a su amigo José Raúl y pedirle jugar otra partida.

Un nuevo récord se vislumbraba cuando el marcianito, con tantos juegos de ajedrez a su alrededor, le lanzó un nuevo reto: ¿me podrás dar mate si juego con diez reyes? Capablanca, aceptó el desafío y redobló: “Yo juego con un ejército tradicional enfrentando a cualquier otro de dieciséis piezas a elección”. Así las cosas, el marcianito inició con diez reyes, 2 damas y cuatro peones, que esta vez no llegaron a coronar.  De este extraño juego pude acceder a la posición asombrosa que inicia el mate en siete  a diez reyes.

Blancas dan mate en 7 a 10 reyes en forma simultánea (Capablanca – Marcianito 1939)

1.b8T+ Rd7 2.Ca6+ Rc6 3.T8b3+ Rc4 4. Txd2+ Rxe3

5.Dh8+(casilla clave para ubicar la dama que expulsará a los reyes de la columna h y desde su nueva casa ayudará con sus rayos X a cubrir escapes de 5 reyes)

5…Rg6 6. hxg5+ Rg4

MATE FINAL A 10 REYES CON LA MOVIDA 7. Ce5++++++++++

                    

Continuará …

Notas:
El relato continúa la historia https://ajedrezlatitudsur.wordpress.com/2021/03/19/el-marciano-ajedrecista-episodio-1/.
El mate en 10 a 9 reyes (Marcelo Reides & Diego Sumic 2020) se basa en otro que hice en 2018 y  lo publiqué en http://www.problemistasajedrez.com.ar/marcelo-reides/mate-en-10-a-9-reyes-pdf-2/.  El problema del 2018 lo había elegido para acompañar este relato. pero Diego me hizo notar (análisis retrógrado por medio) que no era posible que Capablanca hubiera llegado a esa disposición de piezas. La acertada observación la acompaño con la solución: quitar al peón de g2 y colocar el alfil de a8 en esa casilla. Ver El marcianito (parte 2) en https://ajedrezlatitudsur.wordpress.com/2021/04/02/el-marcianito-parte-2/.
El mate en 7 a 10 reyes lo hice en 2018 y publiqué en http://www.problemistasajedrez.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/Mate-en-7-a-10-reyes-en-diagramas-bis.pdf.
Por la cantidad de movidas, los  problemas no logré testearlos con el programa que habitualmente uso para problemas de fantasía, Chess Problemist 1.1.7 que entre una de sus múltiples opciones permite resolver mate a varios reyes (opción Rex Multiplex). De todas maneras estimo que las soluciones de ambas definiciones de Capablanca contra el marcianito son unívocas y no permiten otro orden de movidas.


Sobre el autor:

Marcelo Reides es profesor de Enseñanza Primaria, Maestro Fide, compositor de problemas tradicionales y de ajedrez escolar y coautor de diversos libros de divulgación y enseñanza de ajedrez y de publicaciones en la web en sitios especializados.

Fue director y entrenador de la Escuelita del Club Argentino de Ajedrez (2000/2010) y es docente del Programa de Ajedrez Escolar de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, de la Escuela Municipal de Ajedrez de Morón, en la provincia de Buenos Aires.

Marcelo Reides

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s