Semblanza de Iliá Rabinóvich, destacado ajedrecista del periodo soviético temprano

Por Jorge Niegovich

El 23 de mayo (conforme el calendario gregoriano, el 11 de mayo, conforme al juliano) de 1891, nació en la ciudad de San Petersburgo el extraordinario ajedrecista Iliá Rabinóvich, a quien en su onomástico Ajedrez Latitud Sur recuerda a partir del trabajo de Jorge Niegovich. 

Iliá Leóntievich Rabinóvich fue uno de los maestros más fuertes de la preguerra. Matemático de formación, rápidamente logró un éxito sobresaliente. El joven se convirtió en el ganador del Torneo Amateur de toda Rusia (1911), y tres años después ya participó en una competencia magistral en el territorio del Imperio Alemán (Mannheim, 1914).

Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, ocupaba el primer lugar, por lo que se le otorgó el título de maestro. Internado por las autoridades alemanas (todos los ajedrecistas rusos fueron declarados prisioneros de guerra) en Triberg, participó en una serie de torneos. En el último de ellos, terminó primero por delante de Bogolyubov. Antes del ascenso de la estrella Mjaíl Botvínnik, Rabinóvich, quien recibió una excelente formación en la escuela de ajedrez alemana, era el líder en la capital del norte. Campeón de Petrogrado (1920), bicampeón de Leningrado (1928, 1940). Teórico del ajedrez, escritor y periodista, dirigió la sección de ajedrez en el periódico Leningradskaya Pravda.

Rabinóvich

El 20 de julio de 1924, en Leningrado en la Plaza del Palacio, Ilya Rabinóvich luchó con otro famoso leningradense, Pyotr Romanovsky, en “ajedrez en vivo”. Las figuras blancas eran los soldados del Ejército Rojo, las negras eran los de la Armada. Los periódicos soviéticos escribieron: “Se prepararon con mucho cuidado para este evento. Se anunció que los jugadores más fuertes de la ciudad, maestros de deportes, Ilya Rabinóvich y Pyotr Romanovsky, jugarán una partida de “ajedrez en vivo” frente a la audiencia. El costo de los boletos osciló entre 10 y 50 kopeks. El partido contó con la presencia de ocho mil espectadores. El equipo de la Flota Roja (marineros con uniforme blanco) jugó por los blancos. Para el negro: “Ejército Rojo” con uniforme caqui. Todas las figuras estaban vivas: los “reyes” eran interpretados por abanderados con estandartes, “caballos” – jinetes reales, “torres” – tripulaciones de cañones (tres personas con cañones pequeños); el papel de la reina del equipo de la Flota Roja fue interpretado por la esposa de Rabinóvich. Los movimientos fueron transmitidos por teléfono.


En la mañana del 20 de julio, las “figuras” marcharon solemnemente hacia la plaza. El juego comenzó al mediodía y duró cinco horas (al final del juego, las “piezas” se movieron con cansancio de un lado a otro). Los movimientos se anunciaron a través de un megáfono y los ocho mil espectadores los escucharon. El resultado del juego se decidió en la jugada 67: “¡un empate, la victoria de la fuerte amistad de los defensores de la Patria!”.

Rabinóvich frente al tablero en la partida “viva” de 1924
Partida “viva! en 1924 en Leningrado reflejando el encuentro entre Rabinóvich y Romanovsky


Junto con Grigory Levenfish, Rabinóvich y Romanovsky fueron llamados el “trío de Leningrado”.

Rabinóvich, Romanovsky y Levenfish

Ilya Rabinóvich logró sus mayores éxitos en los años 30: ganó el torneo de maestros de Leningrado, se convirtió en el ganador del premio de una competencia de entrenamiento con la participación de estrellas invitadas dirigidas por el campeón mundial Max Euwe y ganó el campeonato de la URSS (1934/35). En 1929, el maestro criticó duramente al Consejo Regional de Sindicatos de Leningrado, acusándolo de burocracia, proteccionismo y represión de las organizaciones de ajedrez. Fue expulsado de las “Organizaciones ajedrecísticas de Leningrado”. Rabinóvich jugó el siguiente torneo solo en 1932.


Rabinóvich es un destacado teórico del período soviético temprano. Es autor de las principales obras “Endgame”(1927) y “Modern Debut” (1931). “La guerra estalló. Ilya Leontyevich ya cumplió 50 años. Tres semanas después de  iniciado el conflicto, su familia, esposa e hija, recibieron la orden de evacuar. Él mismo podría haberse ido, con el personal del Instituto Tecnológico y la Academia Industrial, donde trabajó como profesor asistente de matemáticas. Sin embargo, se negó rotundamente: He sido campeón de Leningrado más de una vez y no puedo dejar mi ciudad natal en un momento tan difícil. En general, las mujeres con niños deberían ser evacuadas, pero si los hombres lo hacen, no habrá nadie para defender la ciudad”.

Ilya Leontievich hablaba alemán con fluidez, sin acento e incluso antes de la guerra participó en la propaganda radial contra Alemania. Durante la guerra, participó en el torneo de exhibición del Comité de Radio de Leningrado, comentó el curso de la competencia, todo el país lo escuchó y estos informes una vez más atestiguaron el coraje del pueblo de Leningrado, su inquebrantable confianza en la victoria. Pero Rabinóvich tuvo que beber una copa amarga, que recayó en la suerte de los habitantes del Leningrado sitiado.


Sobrevivió al hambre y al frío. En estado grave, enfermo de distrofia, lo sacaron de Leningrado por el “camino de la vida” a través del lago Ladoga. Pero el cuerpo fue socavado. En un hospital de la ciudad de Kirov, murió de agotamiento el  23 de abril de 1942.

El futuro campeón del mundo Mijaíl Botvínnik dedicó las siguientes líneas a Rabinóvich: “Ilya Leontyevich trató al ajedrez como un científico, lo estudió sistemáticamente. Esto fue claramente evidente en su libro de texto de finales, que en la década de 1920 brindó una ayuda inestimable a la joven generación de ajedrecistas. El material se presentó de manera muy metódica, aunque hubo errores analíticos. En general, el punto fuerte de Ilya Leontyevich fue su comprensión del ajedrez, y de ninguna manera un cálculo específico. Pero cuando esto coincidió, I. Rabinóvich aplastó cualquier resistencia. De modo que derrotó a M. Euwe en 1934 y a mí en 1936. Ilya Leontyevich estaba conmovido por sus seres queridos. En el otoño de 1941, su esposa e hija de camino al lugar de evacuación tuvieron que detenerse en Molotov (Perm), donde tuvieron algunas dificultades. Por supuesto, tuve que ayudarlos, y dos meses después recibí una carta de Leningrado sitiado: la carta contenía los versos de Odoevsky – ´… los amigos son conocidos por la desgracia …´. I. Rabinóvich jugó un papel importante en la educación de la primera generación de jóvenes ajedrecistas soviéticos, transmitiendo su experiencia en el fuego de las batallas de los torneos”.

Rabinóvich vs. Aleksandr Iliyn-Zhenevsky
Sobre el autor:
Jorge Raúl Niegovich es de profesión odontólogo mas su afición lo lleva al mundo del ajedrez.
Es un reconocido y antiguo socio del club Jaque Mate, una de las entidades históricas de la ciudad de Buenos Aires.
Es un puntilloso coleccionista de imágenes y de historias vinculadas al juego, siendo su principal foco de atención el ajedrez soviético. Dentro de él, se declara cultor de la personalidad del letón Mijaíl Tal.
Jorge Niegovich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s