La temprana muerte del ajedrecista Seguei Belavenets tronchó una carrera que asomaba brillante

Por Sergio Negri

La Segunda Guerra Mundial tronchó la carrera de numerosos ajedrecistas del mundo. Las muertes, los confinamientos en campos de concentración o en gulags, los exterminios, los exilios, las muertes en los campos de batallas, las pérdidas de las condiciones vitales estuvieron, lamentablemente, a la orden del día. Las consecuencias fueron devastadoras. El recuerdo del horror permanecerá por siempre.

Una figura ajedrecística que emergía en la época, y que tenía lo mejor para dar en un futuro que se presentaba más que promisorio, era sin dudas la de Serguei Belavanets, quien nació en el marco de una familia acomodada el 18 de julio de 1910, en la ciudad rusa de Smolensk (sobre el río Dnieper), para fallecer demasiado tempranamente, el 6 de marzo de 1942.

Cuando comienza el conflicto bélico, venía nada menos que de ser campeón moscovita, en título alcanzado en 1932 (junto a A. Orlov y Peter Lebedev), 1937 (con Vladímir Alatorsev) y 1938, en este caso compartiendo la punta nada menos que con el futuro monarca mundial Vasily Smislov.

Serguéi Belavenets

Belavenets, lograría incluso ser campeón nacional de Rusia en 1933/1934, en competencia realizada en Moscú, quizás su logro más relevante, aunque también es de destacar su tercer puesto en el campeonato de la URSS de 1939, quedando sólo detrás de Mijaíl Botvínnik y Aleksandr Kótov, a apenas medio punto de este, e igualando en las partidas con quienes lo precedieron en la tabla de posiciones.

Belavenets jugó en la instancia final de la prueba máxima en otras oportunidades: en 1934/35 (empató del 9° al puesto 12, entre veinte participantes, cuando en Leningrado se impusieron Grigory Levenfish e Ilya Rabinóvich) y en 1937 (salió empatado en las posiciones 5/7, entre 20, al imponerse en Tiflis de nuevo Levenfish, esta vez en solitario; y Belavenets derrotó allí al campeón). En otras ocasiones fue semifinalista del campeonato soviético, como en 1941, el último en el que Belavenets registra actuaciones ajedrecísticas.

Partida Belavenets vs. Viacheslav Ragozin, campeonato de la URSS 1934/1935, en https://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1116388

Partida Belavenets vs. Kótov, Torneo de Moscú, 1935, en https://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1606384

Partida Grigory Levenfish vs. Belavenets, campeonato de la URSS 1939, en https://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1090701

En una de sus últimas presentaciones, se lo ve aparecer en el segundo lugar de su favorito campeonato moscovita en 1941, permaneciendo detrás de Kótov.

Su carrera deportiva, y su vida como un todo, se troncha abruptamente al caer luchando por su patria en una acción desarrollada en la localidad de Stáraya Russa en 1942, en tiempos del avance de los nazis sobre territorio soviético. Belavenets formaba parte, como venía sucediendo desde hacía bastante tiempo, pero ahora en pleno conflicto bélico, de la Armada de su país.

Muere, entonces, antes de llegar a cumplir los 32 años de edad. En el momento del comienzo de las hostilidades mundiales, ya era, y en ascenso, el jugador número 15 del mundo (entre mayo de 1939 y junio de 1940 según Chessmetrics). En las nuevas condiciones de su vida, abocado a su misión como ciudadano y militar, desde luego que el ajedrez debía pasar a un segundo plano,

Dejará una hija, Ludmila Belavenets, nacida en 1940 en Moscú, quien será campeona del mundo de ajedrez por correspondencia para el ciclo relativo a los años 1984/1992.

Serguei Belavenets, sin dudas, de haber podido progresar con normalidad en su vida, y en su carrera ajedrecística, hubiera sido un serio aspirante a la corona mundial de un juego que, en su caso, y en el de tantos otros, tanto debe lamentar por las terribles consecuencias de una Segunda Guerra Mundial, con su estela de horror, de fascismos, de totalitarismos, de gobiernos despóticos y alienados, de muertes y alteración del estilo de vida natural de ciudadanos del mundo que solo pretenden la paz y la armonía en el curso de sus respectivas existencias.

©ALS, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s