Lyudmila Rudenko, la reina del ajedrez de la región de Poltava que salvó a 300 niños durante la Segunda Guerra Mundial

Por Jorge Niegovich

La segunda campeona mundial de ajedrez, Lyudmila Vladimirovna Rudenko, nació el 27 de julio de 1904 en la ciudad de Lubny, provincia de Poltava, en la familia del Consejero de Estado Vladimir Andreevich Rudenko y su esposa Vera Grigorievna Yurkevich, junto a cuatro hijos más. 

Los años escolares de Lyudmila los pasó en el gimnasio. Después del final de la guerra civil, su padre fue nombrado fiscal de la ciudad de Nikolaev, donde luchó con las personas sin hogar, y después de un tiempo se decidió por el sacerdocio.

Lyudmila Rudenko

Debido a la revolución que sucedió, la familia Rudenko se dispersó por toda Rusia. Lyudmila terminó en Odessa, donde ingresó para estudiar en el instituto como economista para el racionamiento (título que logró en 1925). Allí conoció y se hizo amiga de muchos escritores famosos, manteniéndose en contacto con ellos hasta el final de su vida. Entre sus amigos estaban Sergei Bondarin, que jugaba constantemente al ajedrez con ella, y Nikolai Khardzhiev, que era muy amigo de Anna Akhmatova (ambos poco conocidos hoy día, pero famosos en su época), que compiló y preparó notas y un texto para la colección de poemas de O. Mandelstam, que en 1974 apareció en una gran serie de la Biblioteca de Poetas. 

Lyudmila Rudenko, que leía todo el tiempo, era versátil y de una gran personalidad, por lo que tenía muchos amigos diferentes. Era capaz de recitar libremente a Tsvetaeva, Gumylov y Akhmatova; además poseía una gran biblioteca y postales con reproducciones de artistas famosos gracias a sus muchas visitas a museos. Viviendo en Odessa, Lyudmila se dedicaba no solo al ajedrez, disfrutaba de la natación e incluso ganó el campeonato de la ciudad en 1925.

Una más joven Rudenko

Su amiga y maestra de ajedrez, Ekaterina Bishard cuenta: ”Compartimos habitación en algunos torneos, Lyudmila Vladimirovna leía constantemente; recuerdo mi irritación al ver la lámpara encendida y un libro en la mano a altas horas;¿qué lees, le pregunto?,”El Gran Gatsby” y comenzó a relatarme tal flujo de información, nombres, hechos y vidas, que mi deseo fue escuchar y escuchar”

En general, la vida de Lyudmila fue bastante difícil. Desde Odessa en 1925 se trasladó a Moscú. Su primera actuación en un torneo en 1925, organizado por el periódico Komsomolskaya Pravda, no tuvo éxito. En el torneo, Lyudmila sufrió varias derrotas, ocupando uno de los últimos lugares. Pero el fracaso solo empujó a la joven ajedrecista aún más a dedicarse al ajedrez. Con renovado vigor, comenzó a estudiar la estrategia y táctica del ajedrez. En 1927, se le otorgó el derecho de representar a Moscú en el primer campeonato femenino de la URSS. En esta competencia, Lyudmila Rudenko logró tomar el quinto lugar.

En 1929, Lyudmila se mudó a Leningrado, donde, bajo el liderazgo de A. Tolush y P. Romanovsky, fortaleció y desarrolló su talento, finalmente formando un estilo de juego combinatorio; ambos maestros notaron que era una mezcla de combinación y coraje, no temía correr riesgos sacrificando piezas.

Siete veces logró convertirse en la campeona de Leningrado y llegó a competir en diecisiete campeonatos de la URSS. En Leningrado, Rudenko se casó con el científico Lev Goldstein, quien fue el fundador del Departamento de Cibernética Técnica de la Academia Militar que lleva el nombre de V.I. Mozhaisky. 

En 1931, Lyudmila Rudenko dio a luz a un hijo. El nacimiento de un niño no interfirió en lo más mínimo con su pasión por el ajedrez. Sigue jugando, cría a su hijo y al mismo tiempo trabaja en una imprenta. Fueron años duros. Debido al error de la tipográfica, Lyudmila tuvo que renunciar urgentemente a su trabajo. 

La guerra estaba al borde, Lyudmila entró en una planta militar, que se decidió evacuar a Ufa. Los hijos de muchos de los empleados que trabajaban en la planta y que fueron evacuados todavía estaban en Leningrado. Lyudmila recibió del director el mandato de viajar a Leningrado para evacuar a los niños al continente. La propia Lyudmila no podía imaginar cómo logró formar un escalón y eliminar a los niños antes de que la ciudad fuera llevada a un bloqueo, después del cual solo unos pocos lograron sobrevivir. A menudo se escribía sobre su hazaña en el período de la posguerra, y ella misma consideraba que salvar a los niños era lo más importante que logró hacer en su vida.

Su nieto, Sergey, recuerda cómo un tren con doce vagones cruzó el país durante un mes y Lyudmila proporcionó provisiones a los pequeños pasajeros, a los que atendió y consoló todo el trayecto. Estaba orgullosa de que todos llegaran a salvo, aunque ella misma cayó en un estado de nervios.

“Vivía con su pequeño hijo, Volodya,en una habitación en un sótano con humedad, hollín de estufas a querosén, camas de caballete y taburetes sueltos y ratas de Leningrado; pero su optimismo no decaía y amaba jugar ajedrez” (Kyra Zvorykina)

Campeonato soviético, Tiflis (Georgia), 1952

“Su amor por el ajedrez, que no podía ocultar aunque quisiera, provocó una oleada de simpatía en mí” (Nona Gaprindashvili)

“Date prisa para complacer al primero en llegar con una palabra amable, porque puede suceder: no tendrán que volver a verse” (Lyudmila Rudenko)

Nunca viajó al extranjero.Fumó cigarrillos Belomorkanal y,a veces,Kazbek durante 55 años, dejando el hábito al fracturarse la cadera.

Por obtener el campeonato mundial, obtuvo una medalla de oro, una copa y una corona de laurel. En repetidas ocasiones empeñó la copa y volvía a comprarla (hoy la tiene su nieto), la medalla se fundió en coronas dentales y las hojas de laurel se convirtieron en condimento.

En sus últimos años, comenzó a perder la vista y veía sólo la mitad del tablero, pero aún así era difícil rival.

Después de la guerra, Lyudmila Rudenko se dedicó por completo al ajedrez. Al participar en el Campeonato Mundial Femenino de Ajedrez de 1949 celebrado en Moscú, Rudenko obtuvo el primer lugar, ganando la medalla de oro y el título de la segunda campeona mundial. Dos años después, la campeona mundial Lyudmila Rudenko también se convirtió en campeona de la Unión Soviética, ganando el XII campeonato femenino del país en 1952 en Tiflis.

En 1953, Lyudmila Rudenko jugó un partido por el campeonato mundial con la ajedrecista Elizaveta Bykova. La tenaz lucha terminó con la victoria de Bykova.

Lyudmila Rudenko tenía grandes entrenadores y ella misma era una persona brillante y extraordinaria. Era muy imprudente, amaba no solo el proceso del juego, sino también su resultado. Además del ajedrez, jugaba excelente bridge y preferencia (otro juego de cartas).

Por sus logros en el campo del ajedrez, recibió la Orden de la Insignia de Honor en 1957.

Lyudmila Rudenko murió en Leningrado a la edad de 81 años el 26 de febrero de 1986.

Lyudmila Rudenko
Fuentes:
Iod.media
ruchess.com
gambiter.ru
bbc.com
m.polit.ru


Sobre el autor:

Jorge Raúl Niegovich es de profesión odontólogo mas su afición lo lleva al mundo del ajedrez. Es un reconocido y antiguo socio del club Jaque Mate, una de las entidades más históricas de la ciudad de Buenos Aires.

Se caracteriza por sus estudios y por ser un puntilloso coleccionista de imágenes vinculadas al juego, siendo su principal foco de atención el ajedrez soviético. Dentro de él, se declara especial cultor de la personalidad del letón Mijaíl Tal.

Jorge Niegovich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s