Arnoldo Ellerman, una vida consagrada al problema de ajedrez

Por José Antonio Coello Alonso

Argentina ha sido cuna de grandes compositores de problemas, pero, hasta las primeras décadas del pasado siglo, pocos autores habían sido reconocidos a nivel internacional. Fue a raíz de la entrada en escena del compositor bonaerense de ascendencia holandesa Arnoldo Ellerman cuando surgió una pléyade de autores de reconocido prestigio, que llevaron el nombre del país a la élite de la composición de problemas en todo el mundo.

Nombres como H.L. Musante, J.C. Morra, T. Salamanca, D.H. Rizzetti, J. Roura, P. Fastoski, y J. Mugnos y O. Carlsson, especializados en estudios, y muchos otros que sería muy extenso reseñar, vieron sus obras galardonadas en las más prestigiosas revistas especializadas de su época. Esa generación ha dejado paso a otra no menos importante, de la que destaco entre otros a G.J. Perrone, especializado en el campo de la fantasía, a D. Perone, en mates ayudados, C.A. Grassano, Mario G. García, y el tándem formado por Jorge M. Kapros y Jorge J. Lois, que tantos éxitos han cosechado juntos y por separado en todos los campos del Problema.

Y el impulsor de esta nutrida nómina de compositores que a lo largo del siglo pasado encumbró a Argentina a uno de los primeros lugares del ámbito internacional en el arte de la composición de problemas fue Arnoldo Ellerman, considerado con todo merecimiento como el Rey del mate en dos, de cuya ingente obra voy a intentar ofrecer una pequeña muestra de su portentoso talento, su inagotable ingenio y su maestría en plasmar en el tablero su inusitada creatividad e imaginación, no solo para mostrar sus propias ideas temáticas sino para ensanchar las posibilidades innovadoras de ideas ajenas, trabajo que dejó reflejado en sus más de 5.000 composiciones, récord que se me antoja imposible de igualar.

Como decía al inicio de este artículo Arnoldo Ellerman nació en Buenos Aires, el 12 de enero de 1893, donde falleció el 21 de noviembre de 1969, al no poder recuperarse de las secuelas producidas por un lamentable accidente de tráfico. Desde su profesión de periodista especializado en ajedrez, dirigió la revista del Club Argentino de Ajedrez, la revista Caissa Argentina y El Ajedrez Argentino, en cuyas páginas publicó instructivos artículos con sus creaciones temáticas y sus innovaciones sobre los temas en boga de su época. Sus ideas fueron fundamentales para el desarrollo del The Good Companion, y colaboró con las mejores publicaciones argentinas; entre otras, Enroque, Jaque, El Mundo Argentino, El Ajedrez Americano, La Nación, El DiarioLos Principios, La Vida Moderna, etc.

Fue nombrado Maestro de Composición en 1959, y Árbitro Internacional desde la instauración de ese título. Entre los muchos premios conseguidos en su dilatada carrera destacan dos medallas de oro olímpicas. Las distinciones obtenidas con su densa obra en todos los concursos en los que participó en todo el mundo son muy numerosos, estableciendo un récord muy difícil de superar. En los problemas que he seleccionado de su inmensa obra trataré de exponer alguna de sus ideas innovadoras sobre temas establecidos y los de su propia cosecha.

(1) Arnoldo Ellerman, Die Schwalbe, 1936 #2

Una de las estrategias en las que trabajó con excelentes resultados es la de Cierres de líneas. El diagrama 1 es una clara muestra.

La clave, 1.Tb5!, cierra línea a la dama negra, preparando 2.Cb6#. La defensa 1…Cc4 hace un segundo cierre en la diagonal, posibilitando 2. Td3#, que es un nuevo cierre en la horizontal, impidiendo 2.Dxh3. Y una nueva defensa, 1…Ae3, vuelve a cerrar la horizontal permitiendo 2.Td5#, que cierra de nuevo la diagonal, con eficaz funcionamiento de la batería blanca. Cinco cierres de línea negra entre la clave las defensas y los mates, combinado con la estrategia de la batería blanca.

(2) Arnoldo Ellerman, Xadrez Brasileiro, 1936 #2

En el diagrama 2 podemos ver la misma idea con cierres de líneas blancas.

1.Te3! (2.Ae6#). La defensa 1…Tg4 cierra línea al Ah3, que tiene la amenaza, pero permite 2.Te5#, por abandono de guardia. Un segundo cierre con 1…Tf5 permite 2.Dg8#, por apertura de línea a la dama blanca. El tercer cierre a la pieza-amenaza, 1…Cf5, cierra línea a la Tg5, permitiendo 2.Te5#. Las defensas 1…Ce4 y 1…Te5 cierran línea a la torre blanca, y se resuelve con sus capturas 2.fxe4# y 2.Txe5#.

(3) Arnoldo Ellerman, Xadrez Brasileiro, 1936 #2

El diagrama 3 fusiona los cierres de líneas blancas y negras.

La jugada 1.Te3! cierra línea negra a la Te7, preparando 2.Ce2#. Una primera defensa, 1…Ae6, cierra línea al Ag8, impidiendo la amenaza, pero también cierra línea a la torre, permitiendo 2.Tf7#, que vuelve a cerrar otra línea negra a la misma pieza. La otra defensa, 1…Ce6, hace los mismos efectos de cierre de línea blanca y negra, pero el mate 2.Cf3# es por abandono de guardia, por lo que se trata de una defensa semitemática.

Nota del editor: si las negras capturan la torre de e3 con la torre ubicada en e7, se habilita la horizontal y el mate en ese caso se produce con Da7++. Así nos lo hizo saber el propio autor del trabajo.

Una estrategia muy interesante, trabajada por nuestro protagonista, fue la de la intercepción blanca, que impide intercepción blanca. Su mecanismo consiste en que, tras la clave, el blanco amenaza mate interceptando línea a una pieza blanca, especulando con que ese efecto negativo está previsto con el control que otra pieza blanca ejerce sobre la línea interceptada. Véase el diagrama 4.

(4) Arnoldo Ellerman. The British Chess Magazine, 1932 #2 (Mención de Honor)

1.Ab7! (2.Cb5#) 1…De5 o Ae5 o Ce5 o e5; 2.Dxd2 o Dd8 o De3 o Cf5#

La clave abre línea a la DB, para que controle c5, lo que permite la amenaza que cierra línea a la TB. Las defensas negras deben interceptar la línea blanca que la clave ha abierto, para impedir el cierre blanco de la amenaza. Las cuatro intercepciones en e5 permiten mates de variados efectos.

El diagrama 5 plantea la misma estrategia con cinco defensas.

(5) Arnoldo Ellerman. La Settimana Enigmistica, 1934 #2 (9° Premio)

Aquí la clave corre a cargo del Af3, que cede su casilla al Ch4, para amenazar mate en ella.

1.Ag2! (2.Chf3#) 1…Dc6 o Ac6 o Cbc6 o Cec6 o  c6;

                             2.Cc4 o Te6 o Dh8 o Cg6 o Dxb8

Otro excelente ejemplo, con cinco variantes, que puede que sea un task.

El siguiente ejemplo (diagrama 6) trata el mismo mecanismo, fusionándolo con el tema Weenink, que requiere la presencia de dos piezas blancas clavadas en el planteo, que son desclavadas de forma directa por las piezas clavadoras, que deben cerrar línea blanca, impidiendo otra intercepción blanca a línea propia. Esta innovación se la conoce como combinación Ellerman-Weenink.

(6) Arnoldo Ellerman, Swiat Szachowy, 1932 #2 (1er premio)

La clave 1.Db1! controla la casilla d3, amenazando 2.Rf5#, que cerrará línea al Ah7, al tiempo que se la abre a la Th4, que da mate. Las defensas deben cerrar línea a la dama blanca, al tiempo que desclavan las piezas blancas clavadas en el planteo, que deberán dar los mates: si 1…Tc2 2.Ae5# y si 1…Ac2 2.Tf4#, que son las defensas temáticas del Weenink, y se completa el juego defensivo con otros tres cierres de línea a la dama: si 1…Dc2 2.Dxb4#, si 1…Cc2 2.Db6# y si 1…c2 2.Da1#, con efecto switchback. Otro gran problema, también con cinco defensas de intercepción blanca.

Nota del editor: por supuesto que si el negro toma la torre de f3 con jaque, el rey captura el alfil de f3 dando mate a partir de la acción de la torre blanca ubicada en h4.

Otra interesante innovación temática es la Combinación Il Problema, que presentó en la revista italiana del mismo nombre, con la que colaboró muy estrechamente. Su mecanismo está ligado a la estrategia de las Clavadas, y reúne los efectos del tema Tuxen, fusionado a su desarrollo. El tema Tuxen exige que se deben presentar en la variante temática efectos de autoclavada, desclavada y jaque al blanco, de modo que el mate viene cubriendo el jaque con jaque cruzado. En la combinación Il Problema, son dos las piezas negras que hacen defensas de autoclavadas, con desclavada de pieza blanca.

Esta descripción, que puede resultar un tanto confusa, se entenderá mejor viendo un ejemplo ilustrativo en el diagrama 7.

(7) Arnoldo Ellerman, Tijdschrift vd NSB, 1931 #2
(3er-4º premio ex aequo)

La clave, 1.Txd5!, autoclava la torre, amenazando 2.Td3#. Las dos defensas temáticas capturan la torre, dando jaques al blanco. La primera defensa, a cargo de la dama, 1…Dxd5+, desclava el Cf3, que cubre el jaque con 2.Cfd2#, aprovechando la autoclavada de la dama negra. La segunda, 1…Txd5+, abre línea al Ae7, que controla a3, liberando al Cb1 de esa misión y permitiendo 2.Cbd2#, que explota la autoclavada de la torre. Esta combinación fue muy tratada por Ellerman en la revista Il Problema, y muchos autores trabajaron en esa idea con obras de relevante mérito. Cito a dos de sus paisanos, omitiendo las soluciones e invitando al lector a que disfrute resolviéndolas.

(7b) D.H. Rizzetti, diagrammes, 1984

Rizzetti: Mate en 2

Su solución tiene aspectos comunes al original de Ellerman.

(7c) Gaspar J. Perrone, Match Italia-Argentina, 2009-10 – 4ª plaza

Perrone: Mate en 2

Un éxito del director y editor de la revista Mirador en el importante match que tuve el honor de arbitrar. Me impactó la belleza y nitidez de la estrategia, para mí desconocida en aquellos años.

El jaque cruzado fue otra de las estrategias a las que Ellerman dedicó sus investigaciones. En el diagrama 8 se presentan fusionados a las semiclavadas negras, mecanismo este en el que también trabajó con buenas innovaciones, como veremos en otros ejemplos.

(8) Arnoldo Ellerman, Algemeen Handelsblad, 1916 #2 (1er premio)

El planteo tiene montada una batería blanca y dos piezas negras componentes de un half-pin que controlan esa batería. La clave, 1.Dc6! (2.De8#), monta otra batería blanca, y deja al rey blanco expuesto a jaques a cargo de las piezas semiclavadas. Las defensas temáticas, 1…Tb2+ y 1…Tb3+, interfieren a los alfiles negros, y posibilitan al blanco cubrir los jaques con las piezas móviles de las baterías blancas, 2.Cb3# y 2.Tb5#. Una estrategia realmente fascinante, planteada con elegancia y precisión.

En el diagrama 9 presenta un cambio de jaque cruzado, transferido de una pieza semiclavada en el juego aparente, a su compañera en el juego real.

9) Arnoldo Ellerman, L’Alfieri di Re, 1925-26 #2 (1er premio)                                                                                             

Los alfiles negros están semiclavados y uno de ellos tiene clavado el Cd5, pieza móvil de una batería blanca. En el juego aparente, si 1…Axd5+, está previsto el mate 2.Tc4#, que aprovecha la autoclavada del Ae5. La clave, 1.Ra3! (2.Cf6#), desclava el Cd5, pero autoclava la Tc3. Ahora es la otra semiclavada negra la que dispone de la defensa de jaque con 1…Ad6+, contestada por 2.Cb4#,  que cubre el jaque, explotando la autoclavada del Ae6. Otro ejemplo de jaques cruzados asociado a la estrategia de la semiclavada negra, la autoclavada y desclavada de piezas blancas, y el juego de batería. Una variada reunión de elementos estratégicos.

El diagrama 10 es otro ejemplo que combina los jaques cruzados, con el tema Tuxen y la semiclavada negra.

10) Arnoldo Ellerman, Good Companion, 1921 #2 (3er premio)

El Ae4 esta clavado por la dama negra que se encuentra semiclavada. La clave, 1.b4!, amenaza 2.Cd6#. La defensa temática del Tuxen, 1…Dh5+, clava el Cd3 y libera el Ae4, que cubre el jaque con 2.Ag6#. La defensa de la otra semiclavada, 1…Ce5, también libera el alfil, al tiempo que cierra línea a la Tg5, permitiendo 2.Af3#, que también aprovecha la clavada de la dama negra. Otra interesante reunión de variada estrategia.

Ellerman aportó muchas ideas basadas en la semiclavada negra, con las que obtuvo muchas distinciones en Good Companion, publicación que potenció fundamentalmente con sus aportaciones estratégicas. Presento dos ejemplos seleccionados entre sus muchos éxitos.

11) Arnoldo Ellerman, Good Companion, 1918 III #2 (1er premio)

En este problema (11), su autor fusiona la estrategia de semiclavada negra con la desclavada de pieza blanca. Vemos la dama blanca clavada por su homónima, que a su vez también está clavada. La clave, 1.Cf3!, amenaza 2.Cd4#. Las defensas corren a cargo de las piezas semiclavadas, que desclavan la dama blanca cerrando línea a la dama negra. Si 1…Te6, prepara fuga por e5, especulando con que la amenaza va a cerrar línea al Aa1, permitiendo 2.Df4#. El motivo defensivo del caballo es controlar la casilla amenazada con las jugadas que también liberan la dama blanca. Si 1…Ce6 2.De4# y si 1…Cb3 2.Dc8#. Tres mates diferentes de la dama blanca desclavada por las piezas negras semiclavadas.

El diagrama 12 presenta la estrategia con desclavada negra.

12) Arnoldo Ellerman, Good Companion, 1921 #2 (1er premio)

La clave de este problema es 1.Dg4!, que clava el Pd4, amenazando 2.Txc3#. Las defensas deben desclavar ese peón cerrando línea a la dama blanca, pero, al mismo tiempo, se la cierran a la dama negra, posibilitando los mates en la línea interceptada. Las defensas del half-pin son 1…Tf4 2.Tc7#, que explota la autoclavada del Ce6, y si 1…Cef4 2.Dxc8#, que aprovecha la autoclavada de la Tf7 y el cierre de línea a la dama negra. La defensa semitemática del Cg6 cierra simultáneamente líneas blanca y negra con 1…Cgf4 2.Ce5#, por abandono de guardia. Un cuarto cierre de línea a la dama le hace la propia dama negra con 1…Df4 2.d3#, por desclavada blanca. Otra excelente obra de gran riqueza estratégica, tanto en el juego principal como en el secundario.

A continuación se exponen temas originales debidos al ingenio de Ellerman, y comienzo con el atractivo tema al que dio nombre.

Tema Ellerman: Conocido también como de la Estrategia Uniforme, requiere que en tres de los tiempos de la solución, como son la clave, la defensa y el mate, se deben presentar elementos estratégicos uniformes. La variedad estratégica es conocida por todos los aficionados al problema, y sería muy extenso exponer un ejemplo de cada uno de ellos, por lo que me limitaré a citar alguno de los más conocidos y fácilmente identificables.

(13) Arnoldo Ellerman, Xadrez Brasileiro, 1936   #2

El problema presentado con el Nº 1 reproduce el tema Ellerman, teniendo como elemento estratégico el Cierre de líneas Negras. Como se ha visto, tanto en la clave como en la defensa y en el mate, se cierran tres líneas a la dama negra. La vertical en la clave, la diagonal en la defensa y la horizontal en el mate. Se enriquece con una segunda defensa que cierra la horizontal y es seguida de mate que cierra la diagonal. Un nítido ejemplo temático con una buena uniformidad estratégica. El Nº 3 también realiza el tema Ellerman en su primera defensa, con los tres cierres de línea negra a la Tf7.

En el diagrama 13, el elemento estratégico que se repite en los tres tiempos es el de Aperturas de líneas blancas.

La clave, 1.e4!, abre línea a la dama blanca para amenazar 2.Da6#. La defensa 1…Tc2 abre línea al Ag1, que toma el control de c5, posibilitando 2.e5#, que abre línea al Ah1 para controlar d5, al perder la Th5 el control de esa casilla. Un típico ejemplo finamente realizado del tema Ellerman.

El compositor español Antonio F. Argüelles, muchos años presidente de la SEPA, propuso a Ellerman la posibilidad de ampliar el tema a los cuatro tiempos de la solución, incorporando la amenaza a la estrategia común.

En el diagrama 14, vemos un claro ejemplo ligado a la estrategia del Cierre de líneas negras.

(14) Arnoldo Ellerman, Die Schwalbe, 1937   #2

La clave, 1.Af4!, cierra línea a la Tf8, preparando el mate 2.Cg5#, que cierra línea a la Tg6. Las defensas del Ae7 tienen como efecto positivo la apertura a la dama negra para controlar la batería blanca, y como efecto negativo el obligado cierre de líneas a las piezas negras. Así vemos que tras 1…Af6 se cierra la línea horizontal a la Tg6, permitiendo 2.Dxd6#. Si juega 1…Ag5, hace otro cierre a la misma torre en la vertical, posibilitando 2.Ce5#, por cierre a la dama negra, y si 1…Ad8 cierra línea a su dama, para 2.a8=D#, que es defensa semitemática, al no cerrar el mate línea negra. Hemos visto cómo la estrategia de cierre de líneas negras se realiza en los cuatro tiempos de la solución. Clave, amenaza, defensas y mates.

La idea fue aceptada por Ellerman, que compuso varios problemas, entre los que selecciono el que podemos ver en el diagrama 15.

(15) Arnoldo Ellerman, O Diario, 1943   #2

El elemento estratégico reproducido en esta obra es el de Aperturas y cierres de líneas blancas. Su clave, 1.Cd6!, abre línea al Aa6 y la cierra a la dama. Se amenaza 2.Cb5#, que deshace la faena abriendo línea a la dama y cerrándola al alfil. La defensa temática, 1…f3, cierra línea a la Th3 y la abre al Ah2, lo que permite 2.Cf5#, que abre línea a la dama y la cierra a la Th5.

Este problema, publicado en el periódico brasileño de Belo Horizonte, fue utilizado por el compositor Joao B. Santiago, gran amigo de Ellerman, para convocar un concurso-jubileo como homenaje al autor del tema, con motivo de su 50 cumpleaños. El concurso tuvo muy buena acogida y sirvió para catapultar el tema en todo el mundo. Reproduzco el FEN del problema que recibió el primer premio, obra del joven compositor brasileño Ary Prado.

(15b) Ary Prado, O Diario, Jub. Ellerman-50, 1943 – 1er premio

Ary Prado: Mate en 2

Dejo al lector el disfrute de encontrar su solución y descubrir la belleza y precisión de las jugadas que realizan el tema con la estrategia del Cierre de líneas negras, ya expuesto en el nº 14. Curiosamente, este problema tiene la misma estructura y elementos comunes con el que publicaron seis años antes los compositores españoles Argüelles y Peris, que vemos en el siguiente FEN.

 (15c) A. F. Argüelles y J. Peris, Caissa, 1937

Argüelles y Peris: Mate en dos

La formación de las dos baterías blancas en el planteo y su funcionamiento son similares, pero no puede considerarse como una  anticipación sino como una curiosa coincidencia, muy común cuando se componen obras con el mismo contenido temático.

(16) Arnoldo Ellerman, Bulletin Ouvrier d’Echecs, 1953 (1er premio)   #2

Otro tema que lleva el nombre del gran compositor es el Ellerman-Makihovi, en el que amplió una idea creada por Ilmari Makihovi. Desde que se dio a conocer ha sido tratado en multitud de ocasiones por las mejores firmas a nivel mundial, y sigue apareciendo con frecuencia en la actualidad, bien como monotemático o bien asociado a otras combinaciones tanto clásicas como modernas.

Su mecanismo requiere dos defensas temáticas y tres fases de juego para su realización. En la primera fase se plantea el juego aparente, que también puede ser un ensayo, la segunda es el ensayo y la tercera el juego real. Las defensas son comunes en las tres fases. En el juego aparente cada defensa es contestada con dos mates diferentes, que se unifican en las otras fases. Su esquema básico, que clarificará su descripción, es el siguiente:

J.A.: 1…a o b; 2. AB o CD#

E.T.: 1.? 1…a o b; 2.A o C#, 1…x!

J.R.: 1.! 1…a o b; 2.B o D#

Este esquema está nítidamente representado en el diagrama 16.

[5n2/K7/2p2P1R/2P1k3/1N1R2B1/6P1/3N1B2/5bnq]

J.A.: 1…Cf3 (a) 2.Cxc6 (A) o Te4# (B) 

        1…Ce2 (b) 2.Cd3 (C) o Cc4# (D)

E.T.: 1.Td6? (2.Ad4#) 1…Cf3 (a) o Ce2 (b); 2.Cxc6 (A) o Cd3 (C)#, 1…De4!

J.R.: 1.Tf4! (2.Ad4#) 1…Cf3 (a) o Ce2 (b); 2.Te4 (B) o Cc4 (D)

Como se verá, los mates-dual del juego aparente se repiten individualizados en las otras fases a las mismas defensas. En este caso, el elemento temático de las defensas es el de cierre de líneas negras.

En el diagrama 17, se repite el esquema sobre la estrategia de los jaques cruzados.

(17) Arnoldo Ellerman, Szachy, 1954 (3ra. Mención de Honor)   #2

J.A.: 1…e2+ (a) 2.Cf4 (A) o Cg5# (B), 1…cxd4+ (b) 2.Cc7 (C) o Cc5# (D)

E.T.: 1.Ad1? (2.Axf3#) 1…e2+ o cxd4+; 2.Cf4 (A) o Cc7# (C), 1…f2!

J.R.: 1.Dxh5! (2.Dxf3#) 1…e2+ o cxd4+; 2.Cg5 (B) o Cc5# (D)

Una atrevida estrategia, perfectamente realizada.

(18) Arnoldo Ellerman, Magyar Sakkelet, 1964 (1er premio)  #2

La configuración de este esquema, que como es frecuente ocurre en muchos temas multifásicos, puede sufrir alguna alteración en su forma, pero no en su fondo. El examen de su ejecución en el diagrama 18 es una muestra de ello.

Una de las defensas del juego aparente tiene solo un mate y la dualidad se produce en la misma defensa del ensayo. Veamos su solución:

J.A.: si 1…Ce5 (a) 2.Txd6 (A) o Td4# (B), si 1…dxc5 2.Ac4# (C)

E.T.: 1.Ag7? (2.Td4#) 1…Ce5 (a) 2.Txd6# (A)

                                    1…dxc5 (b) 2.Ac4 (C) o Cc3# (D), 1…Ce6!

J.R.: 1.Te4! (2.Cf6#) 1…Ce5 (a) o dxc5 (b); 2.Td4 (B) o Cc3# (D)

Como se verá, los mates dualísticos de la defensa b se dan en el ensayo y se unifican repartidos entre el juego aparente y el juego real.

El diagrama 19, debido al ingenio del autor italiano que trató este tema con excelentes trabajos, amplía el tema a cuatro fases, con tres mates en cada defensa del juego aparente, que se unifican en las fases de ensayo y solución.

(19) Bruno Preziosi, Arbejder Skak, 1957  #2

J.A.: 1…Cf5 (a) 2.exf5 (A) o Cg6 (B) o Cf3# (C)

        1…Cd5 (b) 2.exd5 (D) o Cd3 (E) o Cc6# (F)

E.T.: 1.Cd5? (2.Ac7#) 1…Cf5 o Cd5; 2.exf5 (A) o exd5# (D), 1…Ca6!

E.T.: 1.Dc3? (2.Cde6#) 1…Cf5 o Cd5; 2.Cg6 (B) o Cd3# (E), 1…gxf4!

J.R.: 1.Dg3! (2.Cfe6#) 1…Cf5 o Cd5; 2.Cf3 (C) o Cc6# (F)

Tenemos aquí fusionados los temas Ellerman-Makihovi y el Zagoruiko 3×2, en una solución de juego de simetría.

Otra variación temática la podemos ver en el diagrama 20, con una sola defensa, que en el juego aparente recibe cuatro mates que se unifican en las cuatro fases de juego. Es frecuente encontrar esta variedad con tres mates en el juego aparente y tres fases que se reparten los mismos mates en cada una de ellas.

(20) Arnoldo Ellerman, Thémes 64, 1968  #2

J.A.: 1…g4 2.De3 (A) o De4 (B) o De5 (C) o Df1# (D)

E.T.: 1.Af5? (2.Ch3#) 1…g4 2.De3# (A), 1…Axc5!

E.T.: 1.Te5? (2.Te4#) 1…g4 2.De4# (B), 1…Txe6!

E.T.: 1.Tc7? (2.Tf7#) 1…g4 2.De5# (C), 1…Ad4!

J.R.: 1.Ce3! (2.Cd5#) 1…g4 2.Df1# (D)

Una interesante realización del tema con un esquema muy diferente del convencional. Obsérvese la variedad de efectos de la defensa temática para evitar la amenaza en las cuatro fases de juego, y cómo la desclavada de la dama blanca unifica los cuatro mates del juego aparente.

21) Philippe Robert, Europe Echecs, 1976 (1er premio)   #2

Decía antes que han sido muchos los autores de reconocido prestigio que han tratado este tema asociado a otras ideas clásicas o a temas modernos. En el diagrama 21 presento el tema con tres mates a la misma defensa en el juego aparente, sobre un esquema igual al anterior problema.

J.A.: 1…Rd5 (a) 2.Af3 (A) o Txe5 (B) o Txd4# (C)

E.T.: 1.Cb2? (2.Af3# A) 1…Rd5 2.Txe5# (B), 1…Txf5!

E.T.: 1.Ah6? (2.Txe5# B) 1…Rd5 2.Txd4# (C), 1…Ag5!

J.R.: 1.Cc4! (2.Txd4# C) 1…Rd5 2.Af3# (A)

Una magnífica reunión del tema Ellerman-Makihovi con el Le Grand cíclico, también conocido como tema Ucrania. Vemos que los tres mates del juego aparente, tras la fuga del rey negro en el planteo, se reproducen como amenazas y mates en las otras fases, formando el ciclo AB-BC-CA. Sin duda, un excelente problema, que fusiona un tema moderno con una combinación clásica, debida al ingenio de Ellerman. Podría exponer muchos ejemplos más, con otros temas multifásicos, que el lector podrá encontrar en multitud de revistas y publicaciones especializadas.

Y para terminar este denso artículo, voy a presentar el tema ideado por el genial compositor para llevar el nombre de su país a todo el mundo. Se trata del tema Argentina, que asocia el elemento estratégico de las clavadas con la estructura de la batería blanca.

Su mecanismo requiere que en el planteo o tras la jugada clave, las blancas dispongan de una batería cuyas piezas se encuentren clavadas y las defensas desclaven esas piezas, que deben ejecutar los mates. El diagrama 22 es un buen ejemplo de este tema.

(22) Arnoldo Ellerman, Il Problema, 1931 #2

El planteo tiene dispuesta la batería De7-Ce6, y la clave, 1.Rd7!, monta otra batería, formada por el Aa8 y el Cd5, con el que se amenaza 2.Ce3#. El efecto negativo para las blancas, tras la clave, es la clavada de las dos piezas de la batería del planteo, que las negras deben desclavar para la realización del tema. La defensa 1…Df5 desclava la pieza base, que da mate con 2.Db4#. La otra defensa, que desclava la pieza móvil, es 1…Tf5, que posibilita 2.Cg5#. La defensa 1…Rf5, que también desclava el Ce6, no es temática, ya que el mate lo ejecuta la pieza base con 2.Dxh7#. Ese es, en síntesis, el mecanismo del tema Argentina.

Veamos otro ejemplo en el diagrama 23, con distinto esquema.

(24) Arnoldo Ellerman, Il Problema, 1931 #2

Aquí la batería blanca tiene sus dos piezas clavadas en el planteo por dos piezas negras que a su vez también están clavadas. La clave, 1.Ac7!, amenaza 2.g4#, que las negras defienden cerrando línea a ese alfil, a costa de desclavar las dos piezas-batería. Si 1…De5, movimiento Pelle, que libera la pieza base permitiendo 2.Df3#, mientras que si 1…Ce5 se libera la pieza móvil, que da mate con 2.Cd6#. Contiene una tercera defensa temática que enriquece la obra: si 1…Ce3 2.Cef6#, que aprovecha las dos clavadas de las piezas negras al jaque único de la pieza base.

Por las características de este tema, puede muy bien ser combinado con el tema Dobbs, al contener los mismos efectos de desclavadas de dos piezas blancas, que no forman parte de una batería. El diagrama 24 fusiona los dos temas.

Aquí las blancas disponen de dos baterías: la formada por Ta1-Cc1 y la temática que integran Dd3 y Pe2, que tienen sus piezas clavadas. La clave es 1.bxa4!, amenazando 2.Cb3#. Las defensas negras deben controlar esa batería abriendo líneas negras a la Dh8 y al Ah4, a costa de desclavar las piezas de la batería blanca. Si 1…f5 o g2; 2.Dd1 o e4#. Esas desclavadas indirectas de piezas blancas clavadas realizan el tema Dobbs. Las capturas de las piezas con jaque son respondidas con jaques cruzados por la pieza móvil de la batería secundaria: si 1…Axd3 o Txe2; 2.Cxd3 o Cxe2#. Otro problema que reúne los mecanismos de dos temas clásicos diferentes, actividad con la que el genial compositor estaba muy identificado, pues siempre trató de imprimir a sus obras una gran variedad de elementos estratégicos para disfrute del solucionista.

Y con esto doy por finalizado este extenso artículo en el que he recogido una mínima parte de las muchas innovaciones que incorporó Ellerman al mundo del Problema, pues necesitaría un voluminoso tomo para recopilar todas sus aportaciones a la composición del mate en 2 jugadas.

Antes de cerrar, debo informar de que, en recuerdo del más grande compositor que ha dado Argentina, la dirección de la UAPA, personificada en su presidente Mario Guido García, quiso homenajear la figura de tan insigne personaje organizando, en el año 2013, un concurso memorial en conmemoración del 120 aniversario de su nacimiento, que tuve el honor de arbitrar, labor de la que me sentí muy orgulloso, por haber así participado y de alguna forma contribuido en al recuerdo del admirable Maestro Ellerman, el más fecundo compositor de todos los tiempos.

Vitoria-Gasteiz, julio de 2021

Sobre el autor:
José Antonio Coello Alonso, nació en Valladolid, España en 1942, y reside en Vitoria-Gasteiz desde 1973, ciudad en la que se le despertó su afición al ajedrez. Como jugador de partida llegó a jugar en categoría 1ª Preferente de Alava, práctica que abandonó cuando descubrió la belleza que encierra esta rama del ajedrez, actividad a la que se dedicó de lleno, con especial dedicación a la enseñanza y difusión de esta menos conocida modalidad. 

Ha escrito tres libros de problemas y multitud de artículos orientados a los no iniciados en esta materia, publicados en las páginas de PROBLEMAS, órgano de expresión de la S.E.P.A. en cuya sociedad ingresó como socio en 1975, y de la que es su presidente desde el año 2018.
En 1998 la Federación Española le concedió el título de Monitor de Ajedrez, y en 2012 la FIDE le nombró Arbitro Internacional, y como tal ha intervenido en numerosos concursos nacionales y extranjeros. 
El Excmo. Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, en reconocimiento a su trayectoria como difusor en la enseñanza del ajedrez, le concedió el premio al mejor deportista alavés en el año 2016, como recompensa a toda una vida dedicada a este deporte-ciencia.
En la actualidad, sigue dedicado de lleno a esta actividad en todas las facetas, como solucionista, restaurador y compositor, y desde su cargo en la SEPA, sigue fomentando la afición a esta rama del Ajedrez.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es jose-antonio-coello.jpg
José Antonio Coello Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s