El ajedrez en los propios inicios del cine mudo

Por Sergio Negri

Se podría sospechar que, ya en la fase experimental del cine, esa que se debió a los hermanos Auguste Marie Louis Nicolas Lumière (1862-1954) y Louis Jean Lumière (1864-1948) o, quizás más probablemente, en el contexto de la prolífica producción apenas ulterior, en buena medida perdida, de Marie Georges Jean Méliès (1861-1938), el ajedrez pudo haber estado presente.

Seguir leyendo

Imágenes de la actriz Lauren Bacall en torno al ajedrez

Por Sergio Negri

La hermosa actriz Lauren Bacall (registrada al nacer como Betty Joan Perske), nacida el 16 de septiembre de 1924 y fallecida el 12 de agosto de 2014, en ambos casos en Nueva York, fue una reconocida actriz de ascendencia rumana, que brilló particularmente en el cine, habiendo de recibir un Óscar de índole honorífico.

Debuta en la pantalla grande en Tener y no tenerTo have and have not«), film del reconocido director Howard Hawks (1896-1977) en el que el protagonista es el gran actor Humphrey Bogart (1899-1957), con quien compartió otros trabajos cinematográficos y estuvo casada, desde que contaba con veinte años de edad, siendo su marido un cuarto de siglo más grande.

La pareja habrá de tener dos hijos. Bogart fue un reconocido aficionado al juego, de lo que hay múltiples testimonios, incluido el que corresponde al film Casablanca (https://www.labrujulaverde.com/2019/03/como-humphrey-bogart-homenajeo-al-ajedrez-en-casablanca-y-dio-nombre-a-una-jugada).

A ambos se los puede ver en las dos imágenes siguientes teniendo al ajedrez aparece como elemento protagónico de cada respectivo plano. Y en una tercera se lo ve a Bogart disputando una partida con el actor francés Charles Boyer (1899-1978), siendo testigo del encuentro Bacall y el ajedrecista norteamericano (de origen eslovaco) Herman Steiner (1905-1955).

Seguir leyendo

El actor Rodolfo Valentino y el ajedrez

Por Sergio Negri

En otros trabajos hemos recorrido puntualmente el estrecho vínculo que tuvo el ajedrez con el cine mudo. Una de sus estrellas más notorias, el mítico Rodolfo Valentino (Rodolfo Alfonso Raffaello Pierre Filiberto Guglielmi di Valentina d’Antonguella era su algo desmesurado nombre real), el considerado primer sex-symbol del cine mundial, no estuvo ajeno a que su estampa quedara inmortalizada en derredor de un tablero.

En efecto, en The conquering power, un trabajo de 1921 dirigido por Rex Ingram (1892-1950), uno de los mejores directores de su tiempo, se lo verá al actor participar de una escena junto a otros protagonistas del film. En ella, se lo verá con mirada algo ausente (los conflictos amorosos estaban a la orden del día y no permitían la concentración en el juego), como uno de los adversarios de la partida mostrada en escena.

Valentino había nacido en la localidad italiana de Castellaneta, el 6 de mayo de 1895. Tendrá una impactante trayectoria desde que fuera descubierto en los EE. UU. (aunque nunca adquirirá la carta de ciudadanía norteamericana), donde habrá de morir muy tempranamente, el 23 de agosto de 1926 en la ciudad de Nueva York.

Su latina estampa hizo que, tiempo después, en su estancia norteamericana, se llegara a considerar que el algún tiempo campeón del mundo de ajedrez, el cubano José Raúl Capablanca (1888-1942), quien también cosechaba muchos suspiros a su paso, fuera considerado «El Rodolfo Valentino del ajedrez» (Fuente: Trading with the Enemy: A Yankee Travels Through Castro’s Cuba, Tom Miller, Hachette, Reino Unido, 2008).

Seguir leyendo

El cineasta Ingmar Bergman y el ajedrez, más allá de “El séptimo sello” (II)

Por Sergio Negri

El vínculo de Ingmar Bergman con el ajedrez, más allá de su relevancia impar, no se limita a la experiencia de El Séptimo Sello ya que, antes y después, lo contempló de formas diversas en su vasta e influyente cinematografía.

La primera vez que lo muestra es en Sommarlek, Juventud divino tesoro como se llamó a este film en la Argentina y el Uruguay, aunque una traducción más exacta es Juegos de verano, nombre con el que se lo conoció en España. Esta película, realizada también en blanco y negro, fue estrenada en Suecia en 1951, mas su repercusión mayor se dio a partir de su presentación fuera de las fronteras de su país, más exactamente al ser proyectada en el marco del Festival de Cine Internacional de Punta del Este (República Oriental del Uruguay) en 1952, comenzando el idilio de Bergman con Sudamérica..

En efecto, es habitualmente reivindicado que el sueco tuvo un primer mayor reconocimiento en los países ubicados a ambas orillas del Río de la Plata (y también en Brasil) y, sólo después, habrá de adquirir fama más global. De hecho, este film cayó en la indiferencia absoluta cuando fue proyectado en el Festival de Venecia (Italia) de 1954.

Se trata de la historia de una bailarina (Marie), que se enamora de un joven (Henrik), quien muere al dar un salto al mar desde las rocas, mientras las risas de ella se transforman en un inmediato gesto de horror, al observar el hecho y comprobar la crueldad del destino que transformó, en un instante, la mayor de las dichas en la más absoluta de las desesperaciones. Tiempo después la mujer, que ya no volvería a ser la misma tras aquella tragedia ocurrida en un verano en el que los jóvenes se conocieron y enamoraron, reflexionará sobre esas jornadas recordando que se trataba de:

Días como perlas, brillantes, colocadas en cuerdas doradas… llenas de juegos y caricias. Noches hechas de sueños despiertos, Donde no hay tiempo para dormir”.

Seguir leyendo

El cineasta Ingmar Bergman y el ajedrez (I): «El séptimo sello»

Por Sergio Negri

La escena cinematográfica más sugerente que tiene como eje al ajedrez es la que representa la partida en la cual un caballero medieval, que regresa a su hogar después de haber participado de las Cruzadas, disputa con la Muerte. Aparece en Det sjunde inseglet (El Séptimo Sello), extraordinario film del mítico director sueco Ingmar Bergman (1918-2007), estrenado en su país natal en 1957.

Ese título en principio enigmático, alude a un pasaje de la Biblia, específicamente al  Apocalipsis 8:1-5, donde se dice que:

«Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo durante una media hora Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios, a los cuales se les dieron siete trompetas. Se acercó otro ángel y se puso de pie frente al altar. Tenía un incensario de oro, y se le entregó mucho incienso para ofrecerlo, junto con las oraciones de todo el pueblo de Dios, sobre el altar de oro que está delante del trono. Y junto con esas oraciones, subió el humo del incienso desde la mano del ángel hasta la presencia de Dios. Luego el ángel tomó el incensario y lo llenó con brasas del altar, las cuales arrojó sobre la tierra; y se produjeron truenos, estruendos, relámpagos y un terremoto”.

Se referencia, entonces, al preciso momento en que, tras la apertura del séptimo sello, se produce un profundo silencio, en cuyo transcurso se les entregan siete trompetas a los siete ángeles y, tras sonar todas ellas,  comienza el juicio divino.

Seguir leyendo

Ajedrez y espías (sobre el film «De Rusia con amor»)

Por Sergio Coellar Mideros

Nota de ALS:

Nuestro amigo, el arquitecto ecuatoriano Sergio Coellar Mideros, nos deleita permanentemente con relatos centrados en la colección de juegos y tableros de ajedrez que le son proverbiales.

Mas en este caso nos ofrece un trabajo vinculando al juego con el mundo del espionajes, basándose para ello en el film de la saga de James Bond De Rusia con amor (From Russia with Love), dirigido por alguien nacido en China y muerto muy emblemáticamente en la ciudad francesa de Cannes, Terence Young (1915-1994), el que contó con el protagónico del gran actor británico (nació en Edimburgo, Escocia) Sean Connery (1930-2020).

Resulta que la respectiva trama empieza con una secuencia en la que se reproduce la famosa partida entre Boris Spaski y David Bronstein del campeonato soviético de 1960. A partir de esa circunstancia, el autor hilvana su línea de argumento en el que están relacionados el ajedrez con las acciones de espionaje en el marco de la Guerra Fría y se remonta en el tiempo a los ingresos del ajedrez en Rusia, con preciosas imágenes de tallas, algunas de las cuales se hallan en el Museo Hermitage de San Petersburgo, para proyectarse en el futuro a las armas psíquicas de espionaje en el marco del match entre Kárpov y Korchnói.

Sin dudas, estamos en presencia de un trabajo muy interesante, que hace una recorrida en el devenir de la experiencia en materia de ajedrez del Imperio Ruso que decantó en la URSS, una de las principales potencias nacionales de todas las épocas.

Seguir leyendo

«Fiebre del Ajedrez», cénit del cine mudo en su relación con el juego (con la presencia estelar de Capablanca)

Por Sergio Negri

En las algo más de tres décadas en las que el cine mudo se convirtió rápidamente en una importante lenguaje cultural y novedoso, en cuyo marco el milenario juego tuvo, como era de esperar, importante acto de presencia, habrá un film que, por su relevancia y tratamiento, debe ser considerado el más importante de todos desde la perspectiva del ajedrez.

Hablamos desde luego de Shakhmatnaya Goryachka (o más exactamente en idioma ruso Шахматная горячка) conocido en el mundo hispanoparlante como La fiebre del ajedrez, obra que en 1925 viera la luz en la URSS bajo la dirección conjunta de los soviéticos Vsévolod Pudovkin (1893-1953) y Nikolai Shpikovsky (1897-1977), que tiene casi veinte minutos de duración.

Seguir leyendo

Crítica de ‘The royal game’: Zweig, ajedrez y nazis, no siempre en el orden correcto

Por Federico Marín Bellón

Gran actuación de Oliver Masucci y brillante puesta en escena para contar el drama de un prisionero que se aferra al juego para no perder la razón

Nota originalmente publicada en el diario ABC sobre la película estrenada en España basada en el libro "Novela de ajedrez" de Zweig, en https://www.abc.es/play/cine/criticas/abci-critica-royal-game-zweig-ajedrez-y-nazis-no-siempre-orden-correcto-202202101807_noticia.html?fbclid=IwAR3CVRLFVdM3vhUXTX3vT2f9zyMCJDHe54hI3IeD4JN-2c3Ibt1g5KqkArU#vca=rrss-inducido&vmc=abc-es&vso=fb&vli=noticia.foto

Seguir leyendo

Alicia y el onírico ajedrez de Carroll llegan al cine (tercera y última parte)

Por Sergio Negri

Volviendo a la línea de tiempo que abandonamos al abordar el caso de Disney, tenemos la muy específica Alice Through the Look Glass, film dirigido en 1927 para Pathé, nombre de varias empresas francesas dedicadas a la industria del cine, por Walter Lang (1896-1972), presentado en los EEUU el 12 de febrero de 1928, un corto de algo más de 15 minutos de duración en el que se advierte plenamente las peripecias de la niña quien, desde el comienzo del relato, interactúa con el rey blanco montado en su caballo, quien le propone un camino al cabo del cual, al arribar al octavo cuadrado, habrá de transformarse en reina, y donde se dará ese extraño de momento “coronación” compartido con las otras dos reinas: la blanca y la roja. Al banquete final asistirán todos los personajes, los del mundo de las cartas (del País de las Maravillas) y los del ajedrez (los de detrás del espejo).

Seguir leyendo

Alicia y el onírico ajedrez de Carroll llegan al cine (segunda parte)

Por Sergio Negri

El personaje de Carroll fue muy importante para la supervivencia de un emprendimiento que tendrá una decisiva influencia en el cine: el de Walt Disney (1901-¿1966?), en cuyo contexto apareció, entre 1923 y 1927, una serie de 41 cortometrajes, denominados Alice Comedies, en los que se mezclan la animación y las escenas reales. Esos trabajos corresponden al tiempo en que la productora se muda a Los Ángeles, logrando salir de la bancarrota y comenzando un camino que generará el gran emporio en que habrá de convertirse.

Seguir leyendo