Poema dedicado a Paul Morphy

Por Mariano L. Schifman

PAUL MORPHY

                        A mi arribo, ¿qué había en el tablero?

                        Lances y trampas, fuegos de artificio;

                        la fácil tentación del sacrificio

                        infundado; recursos de embustero.

                        Yo fui la exactitud, yo fui el primero

                        en combinar belleza y justo juicio:

                        mis planes transformaban en novicio

                        al táctico más hábil y altanero.

                        Rendí con mi estrategia a toda Europa:

                        manejando mis lúcidos trebejos

                        era impensable continuar más lejos.

                        Y entonces, me nublé: el viento en popa

                        mutó en borrascas, en partida oscura.

                        Y me dejé vencer por la locura.

Paul Morphy