Goethe y el ajedrez como “piedra de toque para el intelecto”

Por Sergio Negri

En su vasta obra, el gran Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) mencionó al ajedrez en Götz von Berlichingen, un drama escrito en 1773 en el cual se menciona en varios pasajes al ajedrez. Lo jugaban un obispo y un personaje de nombre Adelaida (se presenta la situación con estas menciones: “Sie spielten Schach” y “Bischof, Adelheid spielen Schach”).

La dama, en cierto momento, le reprocha a su rival que no prestaba atención al juego, al tiempo que le asesta jaque al rey del obispo (“Ihr seid nicht bei Eurem Spiele. Schach dem König!”). En otro momento, el jaque vuelve a ser anunciado, evidenciando que el acoso en la partida cobraba cada vez un carácter más agresivo (“Liebetraut. Nicht darum! Ich wollte lieber das Ge’ heul der Totenglocke und ominöser Vögel, lieber das Gebell des knurrischen Hofhunds Gewissen, lieber wollt ich sie durch den tiefsten Schlaf hören, als von Laufern, Springern und andern Bestien das ewige: »Schach dem König!”).

La frase más relevante por la que Goethe quedó por siempre vinculado al ajedrez, de contundencia y precisión notoriamente germanas, es la siguiente:

“El ajedrez es una piedra de toque para el intelecto”.

La incluye en esa misma obra en la que destaca que el ajedrez es el juego de intelecto por excelencia (“dies Spiel (Schach) ist ein Probierstein des Gehirns”).

Sigue leyendo