El 16 de septiembre de 1927 comienza en Buenos Aires el match Capablanca vs. Alekhine

Por Juan Sebastián Morgado

Nota de ALS:

Uno de los hitos más importantes del ajedrez de todos los tiempos se desarrolló en la ciudad de Buenos Aires, en 1927, cuando un campeón mundial al que se creía invencible, el cubano José Raúl Capablanca, comenzaba su enfrentamiento (al cabo del cual resultará perdidoso) por el cetro ante el aún ruso (devendrá en francés) Alexandre Alekhine.

Esa porfía se desarrolló en un país que procuraba por entonces ubicarse entre las principales naciones conmovidas por el milenario juego, como epítome de su pretensión de formar parte de lo más granado del concierto mundial.

Y será el Club Argentino de Ajedrez de la ciudad de Buenos Aires, entidad señera fundada en 1905, la que organice el encuentro.

Sigue leyendo

Raúl Sanguineti, uno de los más talentosos ajedrecistas argentinos

Por Juan S. Morgado

Personalidad de Raúl Sanguineti

Raúl Sanguineti nació el 4 de febrero de 1933 en Paraná, provincia de Entre Ríos. Falleció el 6 de agosto de 2000 en la Capital Federal. Aprendió a jugar viendo a su padre y sus hermanos. En 1947 pegó un salto y ganó el Campeonato de Entre Ríos.

Tenía sólo 14 años y ya era uno de los casos más notables de precocidad ajedrecística. En 1949 se jugó en la capital entrerriana un fuerte torneo, y ya en la primera ronda le había ganado a Rossetto, quien finalmente ganó el certamen, escoltado por él y Michel. Ese mismo año jugó un match con el con el entonces niño prodigio Arturo Pomar y perdió por escaso margen.[1] Fue representante argentino en las Olimpíadas de Naciones en Moscú 1956, Münich 1958, Varna 1962, La Habana 1966, Lugano 1968, Niza 1974 y Haifa 1976.

Sanguineti siempre rindió a alto nivel en estas competencias y obtuvo la medalla de oro dos veces: en Moscú 1956 y Varna 1962, en ambos casos jugando en el 4º tablero.  Fue siete veces Campeón Argentino: 1956, 1957*[2], 1962, 1965, 1968*, 1973, 1974. En 1957 se impuso en el torneo de San Pablo, Brasil*. En 1962 ganó el certamen del Club Argentino y en 1964 el torneo de Punta del Este en Uruguay. En 1975 fue campeón zonal sudamericano*, y también ganó el torneo de San Pablo*. En 1976 ganó dos torneos importantes: el I Magistral Konex* y el Magistral de Mar del Plata.

Sigue leyendo

Semblanza de “El pibe” Carlos Maderna

Por Juan S. Morgado

Breve palmarés

Fue campeón argentino en dos oportunidades: 1939 (venció a Luis Piazzini 8-6), y en 1950 (ganó el desempate contra Jacobo Bolbochán y Enrique Reinhardt). En 1940 perdió el título frente a Carlos Guimard. Representó a Argentina en las Olimpíadas de La Haya 1928 y Varsovia 1935.​ Ganó los torneos de Buenos Aires 1930 “Bodas de Plata del Club Argentino”, Buenos Aires 1931 “Geniol” y “Ángel Cassanello” 1948 en Santa Fe.

Carlos Maderna ya se destacaba en 1927 (El Ajedrez Americano)

Carlos Hugo Maderna (4 de agosto de 1910 – 23 de enero de 1976) llegó al ajedrez más tarde, allá por la época del match Capablanca – Alekhine, cuando era campeón de La Plata y estudiante del Colegio Nacional. Tímido entonces, y como buscando siempre un pedazo del espacio donde pasar inadvertido, supe al cabo de un año de trato asiduo que era un gran maestro a quien debía yo respeto de discípulo. Creció en todo sentido más pronto y más arriba de lo que él mismo esperaría, sin perder aquella cualidad juvenil que conserva inmarcesible el talento auténtico y que consiste en no decidirse a disponer de ese talento con soltura, como si todavía le tuvieran que pedir cuentas de su uso. El juego de Maderna tiene una sencilla solidez de muchacho huesudo que parece no emplear de su fuerza sino la cantidad indispensable para vencer. Y para quien, por supuesto, la timidez no es más que una cierta vergüenza de tener tanta fuerza a su disposición.[1]

Sigue leyendo