Tomás Eloy Martínez y el ajedrez: de la crudeza de la realidad a una mirada más amable en ficción

Por Sergio Negri

Tomas Eloy Martínez (1934-2010), el extraordinario periodista y escritor argentino, fue un apasionado del ajedrez. Gracias a Sol Ana, la menor de entre sus siete hijos, sabemos que se lo inculcó siendo una niña, cosa que hizo en un momento muy particular, ya que acababa de perder a su madre.[1]  Por lo que podemos especular que, al hacerlo, el escritor estuviera pensando en el sentido redentor del milenario juego.

También es sabido, en este caso a partir de su propio testimonio que, cuando adolescente, en su San Miguel de Tucumán natal, llegó a jugar una partida en simultáneas contra el excampeón argentino Carlos Guimard, con quien logró entablar.

De todos modos, nada condescendiente con sí mismo, se definió Martínez como “jugador mediocre-o menos que eso’”. Ese día, por los avatares del juego, comprobó en todo caso “cuánto se parece el ajedrez a la vida”.

Sigue leyendo