El ajedrez en los propios inicios del cine mudo

Por Sergio Negri

Se podría sospechar que, ya en la fase experimental del cine, esa que se debió a los hermanos Auguste Marie Louis Nicolas Lumière (1862-1954) y Louis Jean Lumière (1864-1948) o, quizás más probablemente, en el contexto de la prolífica producción apenas ulterior, en buena medida perdida, de Marie Georges Jean Méliès (1861-1938), el ajedrez pudo haber estado presente.

Seguir leyendo

Simbiosis de arte y ajedrez en Duchamp

Por Sergio Negri

«Hoy me conformo con jugar. Todavía soy una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte y mucho más. No puede ser comercializado. El ajedrez es más puro que el arte en su posición social. Las piezas del ajedrez son las mayúsculas del alfabeto que da forma a los pensamientos; y estos pensamientos, aun componiendo un diseño visual en el tablero, expresan su belleza de forma abstracta, como un poema. […] He llegado a la conclusión de que, si bien no todos los artistas son jugadores de ajedrez, todos los jugadores de ajedrez son artistas.»

Marcel Duchamp. Conferencia impartida ante el banquete de la New York State Chess Association en 1952

Marcel Duchamp (su nombre completo era Henri-Robert-Marcel Duchamp) nació el 28 de julio de 1887 en Blainville-Crevon, una comuna de la Normandía francesa. Era el menor de seis hermanos (tres varones y otras tantas mujeres), en el marco de una familia bien posicionada desde lo económico y bien aspectada desde lo cultural.

Contaba Marcel once años de edad cuando el mayor de los hermanos, Jacques Villon (1875-1963), lo introdujo en el juego. Se trata de alguien que será otro reconocido pintor, cuyo nombre real era Gaston Duchamp. Otro de sus hermanos, Raymond Duchamp-Villon (1876-1918), quien será escultor, practicaba ese pasatiempo, por lo que la observación de las partidas de los mayores por parte del menor de los vástagos forjaron su interés por el ajedrez.

Familia de ajedrecistas y artistas. Clima ideal para desarrollar habilidades en ambas dimensiones para alguien que habrá de tener, con el curso del tiempo, una crucial influencia en el mundo del arte y un vínculo muy estrecho con el ajedrez.

Seguir leyendo

El «Ajedrez de Alicia»

Por Sergio Negri

El extraordinario escritor británico Lewis Carroll (1832-1898) nos legó ese entrañable personaje de Alicia el que, a través de sus aventuras, llegó al corazón y a la mente de lectores de todo el mundo.

Uno de los relatos, «A través del espejo y lo que Alicia encontró allí«, transcurre en buena medida en la campiña inglesa viéndose a la niña asumir el rol de peón y, con el decurso de la narrativa, apreciándosela coronar en reina en el marco de una partida de ajedrez disputada al otro lado del espejo, en el que ella intervendrá en una partida a escala humana.

Sobre el aporte de Carroll al universo del ajedrez, que no se circunscribe al aspecto indicado, ya hemos hablado con profusión en otros trabajos (especialmente en Lewis Carroll imaginó a su Alicia jugando al ajedrez al atravesar el espejo). También hemos abordado cómo el cine tomó a su personaje favorito en situaciones en las que el ajedrez se torna en absoluto protagonista (en Alicia y el onírico ajedrez de Carroll llegan al cine (primera parte), Alicia y el onírico ajedrez de Carroll llegan al cine (segunda parte) y Alicia y el onírico ajedrez de Carroll llegan al cine (tercera y última parte)). Silvia Méndez, por su lado, analizó al escritor desde una perspectiva astral (Astrología y Destino: Lewis Carroll).

Ahora, vamos a ir a otro aspecto del legado del escritor, uno del que en realidad no es directo creador sino que surgió de otra fuente, inspirándose de todas maneras en sus trabajos. Nos referimos a esa modalidad del juego que se bautizó como «Ajedrez de Alicia«.

Seguir leyendo

Hitos ajedrecísticos argentinos de proyección mundial

Por Sergio Negri

En el siglo XX

1901-1902

El Club de Progreso de la ciudad de Buenos Aires juega sendos matches telegráficos con el Clube dos Diários de Río de Janeiro, Brasil.

1910

Se produce en el Centenario del país la llegada del campeón del mundo Emanuel Lasker. En años sucesivos y anteriores se produjeron otras visitas de relevancia, entre ellas las de los futuros titulares del orbe José Raúl Capablanca y Aleksandr Alejin y la del checoslovaco Richard Réti quien en 1924 se impone en el Torneo Mayor argentino.

Se da una polémica pública entre Miguel de Unamuno y el dirigente del ajedrez argentino José Pérez de Mendoza (Presidente del Club Argentino de Ajedrez), en el que este último da argumentos a favor de la inclusión del ajedrez en los planes escolares, necesidad de la que descree aquel. Sobre esta cuestión el filósofo español concibió el texto Sobre el ajedrez, incluido en su libro Contra esto y aquello publicado en 1912.

1922

En el mes de octubre se funda la FEDERACIÓN ARGENTINA DE AJEDREZ (FADA).

Seguir leyendo

Ajedrez y fanta-ciencia: el atanj de S. M. Stirling heredero del jetan de E. R. Burroughs, sendos juegos marcianos

Por Sergio Negri

El primer autor que planteó un ajedrez de origen marciano fue Edgar Rice Burroughs (1875-1950), el jetan (Edgar Rice Burroughs concibe un ajedrez marciano: el jetan), cosa que hizo en su obra llamada precisamente El ajedrez vivo de Marte (The Chessmen of Mars).

A partir de ese modelo, se sucedieron en tiempos venideros muchos relatos de ciencia ficción que vuelven a colocar a una especie de ajedrez en el planeta rojo y, en general, también planteando que las piezas sean vivientes, con la inquietante posibilidad de que su supervivencia dependa de lo que sucedía en la partida en disputa.

Uno de esos casos es el planteado por el escritor canadiense-norteamericano Stephen Michael Stirling, nacido el 30 de septiembre de 1953 en la ciudad francesa de Metz (en una base del país que aún sigue perteneciendo a la Corona Británica) quien, en In the Courts of the Crimson Kings, concibe el juego del atanj.

Seguir leyendo

El humorista Quino y el ajedrez (especialmente en su entrañable Mafalda)

Por Sergio Negri

Uno de los más grandes historietistas y dibujantes argentinos, quizás el de mayor repercusión en el mundo entero, fue Joaquín Salvador Lavado Tejón, Quino (tal como se lo conoció y trascenderá), nacido en la localidad de Guaymallén en la provincia de Mendoza el 17 de julio de 1932, fallecido en la ciudad de Buenos Aires el 30 de septiembre de 2020.

Su trabajo más reconocido fue Mafalda, en donde se aprecia a ese personaje central, y a otros no menos entrañables, despertar una sonrisa con cada una de las viñetas surgidas de la creación y de la agudeza de la mirada del maestro, las que apelan a reflexiones del todo profundas y atemporales en el marco de abordar situaciones de la cotidianidad.

En ellas el ajedrez tuvo una reiterada presencia como recurso metafórico, como se evidencia en las siguientes muestras de su talento:

El entrañable Quino

Seguir leyendo

El actor James Dean jugando al ajedrez

Por Sergio Negri

James Dean fue un actor de corta aunque fulgurante carrera. Nacido el 8 de febrero de 1931 en Indiana, EE. UU., habrá de fallecer, trágicamente, el 30 de septiembre de 1955 en Cholame, California, a raíz de un accidente automovilístico, cuando estaba su carrera cinematográfica en plenitud.

Fue protagonista de tres magníficas películas: Rebelde sin causa (tal vez todo un símbolo de su propia personalidad y seguramente reflejo de búsquedas de muchos jóvenes de ese tiempo), Al este del paraíso y Gigante, todas del año previo y el propio de su prematura partida.

En su frenética vida, el ajedrez tuvo acto de presencia, tal como se puede ver en las imágenes en las que se lo ve jugando una partida frente a otro actor de cine norteamericano, Perry López (1929-2008), de familia puertorriqueña. Ambos, además del pasatiempo, compartieron momentos detrás de las escenas de Rebelde sin causa, en la que no obstante López no fue parte del elenco encabezado por el mítico James Dean.

Seguir leyendo

Música y ajedrez: David Óistraj (1908-1974)

Por Sergio Negri

David Óistraj fue uno de los más grandes violinistas del siglo XX. Nacido en la ciudad de Odesa, Ucrania (por entonces en el Imperio Ruso, luego la URSS) el 30 de septiembre de 1908 y fallecido en Ámsterdam, Países Bajos, el 24 de octubre de 1974, nos sigue deleitando con su música gracias a los registros sonoros.

Siendo oriundo de una tierra en la que floreció el ajedrez, y quizás haciendo honor a la estrecha relación del juego con la música, no sorprenderá que lo practique. Por ejemplo, con el gran compositor Serguéi Prokófiev (1891-1953) (El músico Serguéi Prokófiev y el ajedrez), ante quien se pactaron diez encuentros (se habrían jugado solo siete) en un club de Moscú en 1937, con las debidas formalidades (se empleaba reloj, habiendo transcripción de uno de ellos, en el que se arribará a un empate tras prolongada lucha (ver https://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1266497).

Mas la contienda en general, decantó en favor del violinista. Se conserva imagen fotográfica de ese prodigioso match entre dos talentosos de la música y apasionados por el ajedrez e, incluso, del afiche promocional de un encuentro que, evidentemente, concitó la atracción del público dada la notoriedad de los contrincantes.

Seguir leyendo

El General Gerónimo Espejo y su testimonio sobre un San Martín que cultivaba el ajedrez

Por Sergio Negri

En su doble condición de militar y cronista de época, Gerónimo Espejo, quien nació en la ciudad de Mendoza el 30 de septiembre de 1801 y murió en Buenos Aires el 18 de febrero de 1889, pudo dar cuenta de algunas de las actividades del General San Martín en su gesta emancipatoria.

En ese contexto, mencionó específicamente que el juego de ajedrez era parte de las rutinas del Libertador, quien estuvo en Mendoza entre 1814 a 1823, época en la que tuvo por costumbre jugar al ajedrez por las noches, hasta eso de las 22.00, antes de comer ligeramente e irse a dormir. Ya habíamos visto en otro trabajo que otro historiador, Vicuña Mackenna (El historiador Vicuña Mackenna ubica al Libertador Gral. San Martín como ajedrecista), se había expedido en igual sentido.

Seguir leyendo

Truman Capote y el ajedrez

Por Sergio Negri

Truman Streckfus Persons, Truman Capote como lo conocería la posterioridad, fue un escritor norteamericano que nació en Nueva Orléans el 30 de septiembre de 1924, habiendo de fallecer en Los Ángeles el 25 de agosto de 1984. Dos novelas de su autoría quedarán en el inconsciente colectivo (y recibirán tratamiento audiovisual): Desayuno en Tiffany de 1958 y A sangre fría de 1966.

En otro de sus reconocidos trabajos, Música para camaleones , que es de 1980, se incluyen varios cuentos, entre ellos Ataúdes tallados a mano (Relato real de un crimen americano), en el cual el ajedrez hace acto de presencia.

Seguir leyendo